viernes, 24 de febrero de 2017

Piñata Mickey

Buenas noches a todos!

Ya van más de 6 años desde que empecé mi historia con las piñatas. Han sido unos años maravillosos en los que he descubierto una pasión que jamás pensé que llegaría a tener. Si vais al apartado de “Quién es Piñatas que Ilusionan”, en las pestañas que están arriba, descubriréis que soy una persona que “aterrizó” en este mundo gracias a mi hija mayor, cuando intentaba hallar una piñata con forma de corazón, en color violeta para su cumple. La odisea acabó en una piñata hecha por mí a través de métodos muy sofisticados  como el  prueba y error. Debería patentarlo. Eso si la piñata era espantosa, o eso creo, porque las fotos que tenía de ese cumple se perdieron, si algún día las encuentro las borro de la faz de la tierra, vamos que más les vale que no aparezcan!! 

Soy una persona muy lanzada debéis pensar. Pero lo cierto es que me costó mucho dar el paso para lanzar la web y meterme de lleno a realizar piñatas por encargo. Pero aquí estoy, artesana piñatera, a mucha honra como se dice! Cuando me preguntan: ¿A qué te dedicas? Y yo les digo que piñatera todos me  miran extrañados y es ahí cuando me doy cuenta de que mi profesión no es para nada común. Igual a veces me siento un bicho raro, pero puedo vivir con ello! Me siento muy orgullosa de lo que hago y me hace muy feliz!

Todo este rollo que os he soltado para presentaros la piñata que hoy publico en catálogo. Es una piñata que lancé por primera vez en mayo del 2014. Os pongo el enlace a la entrada AQUÍ. No os asustéis por la foto y la piñata en sí, y si es una creación mía!

No me da vergüenza admitirlo, igual tengo el ego subido, pero cuando comparo la piñata que hice en ese año con la que presento hoy la verdad es que me lleno de orgullo y satisfacción. Y no, no tiene punto de comparación con la piñata espantosa de corazón violeta que comentaba al principio!! 
La verdad es que me he dado cuenta que algo de positivo tenía que tener mi auto-exigencia, rozando el pesimismo extremo, debo admitir. Pero mis clientes sólo se merecen lo mejor de mí en todo momento, y pensar así me hace sentir muy bien y sólo tengo una misión: seguir mejorando y evolucionando.

Bueno pues por hoy me despido.

Que tengáis un feliz fin de semana!












No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips